‘Los viajeros de la noche’ (Near Dark), Kathryn Bigelow, 1987.

Cuando se estrenó en 1987, Variety dijo de ‘Near Dark’ que era “the most hard-edged, violent actioner ever directed by an American woman”, lo cual en esa fechas era rotundamente cierto. Pero la trascendencia de ‘Los viajeros de la noche’ no estriba ni en su violencia ni en el hecho -que hoy debería ser trivial- de estar dirigida por una mujer, sino en la doble originalidad de, por un lado, acercar tanto el tema vampírico a la realidad de los espectadores, situando al acción en el presente y en la América rural (las granjas de Oklahoma), y de, por otro, mezclar a los vampiros con las películas de acción, el western, las road-movies y los romances juveniles, inaugurando (o confirmando) la nueva edad de oro de las películas y las series y las novelas de chupasangres.

A partir de la opinión que los alumnos tengan de la película, deben, en primer lugar comentar la crítica de classic-horror.com cuyo primer párrafo reproduzco

Since Near Dark‘s release in 1987, the lore surrounding this innovative vampire Western has evolved impressively. Many cinephiles, including horror fans and their brethren from other camps, consider Near Dark an underground classic. Nothing I can write here in this review can enhance or undermine its legendary status. But as I watched this film for the first time, I must admit I’m not even sure I liked it. But I was sure I was viewing something profoundly unique. That is generally a very good sign, and about 10 minutes into the film, I knew I was in the presence of a very talented director. (seguir leyendo)

y después deben enumerar todos aquellos detalles de las características clásicas (o tradicionales) del vampiro que se ven alterados en el guión y tratar de justificar esas alteraciones por la necesidad de funcionamiento de la historia.

Bram Stoker: ‘Cuaderno de bitácora de la Deméter’ (‘Drácula’, 1897)

Uno de los pasajes más logrados y recordados (y que parece que va a tener su película) de la magnífica novela de Stoker es el que recoge el diario del capitán de la Demeter, el barco que Drácula utiliza para viajar a Inglaterra desde Rumanía.

3 de agosto. A medianoche fui a relevar al hombre en el timón y cuando llegué no encontré a nadie ahí. El viento era firme, y como navegamos hacia donde nos lleve, no había ningún movimiento. No me atreví a dejar solo el timón, por lo que le grité al oficial. Después de unos segundos subió corriendo a cubierta en sus franelas. Traía los ojos desorbitados y el rostro macilento, por lo que temo mucho que haya perdido la razón. Se acercó a mí y me susurró con voz ronca, colocando su boca cerca de mi oído, como si temiese que el mismo aire escuchara: “Está aquí; ahora lo sé. Al hacer guardia anoche lo vi, un hombre alto y delgado y sepulcralmente pálido. Estaba cerca de la proa, mirando hacia afuera. Me acerqué a él a rastras y le hundí mi cuchillo; pero éste lo atravesó, vacío como el aire.”

Los alumnos deben leer el pasaje completo (pdf aquí) y contestar a las siguientes cuestiones: ¿Qué elementos, tanto de la historia (‘lo que se cuenta’) como de la narración (‘como se cuenta’) son determinantes para hacer de este fragmento algo terrorífico? ¿Pueden poner ejemplos del texto? ¿ Pueden citar otros relatos -literarios o no- donde aparezca la misma situación de la Deméter?

El vídeo que sigue es una escena de Nosferatu (1922) de F.W. Murnau, película que, por cierto, puede verse on line aquí.