Los dos ‘mañanas’ de Antonio Machado

Lean el siguiente poema.

La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y de alma quieta,
ha de tener su mármol y su día,
su infalible mañana y su poeta. 

El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechuras de bolero;
a la moda de Francia realista,
un poco al uso de París pagano,
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano.

Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahúr, zaragatera y triste;
esa España inferior que ora y embiste
cuando se digna usar de la cabeza,
aún tendrá luengo parto de varones
amantes de sagradas tradiciones
y de sagradas formas y maneras;
florecerán las barbas apostólicas
y otras calvas en otras calaveras
brillarán, venerables y católicas.

El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero,
la sombra de un lechuzo tarambana,
de un sayón con hechuras de bolero,
el vacuo ayer dará un mañana huero. 

Como la náusea de un borracho ahito
de vino malo, un rojo sol corona
de heces turbias las cumbres de granito;
hay un mañana estomagante escrito
en la tarde pragmática y dulzona.

Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.

Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la rabia y de la idea

(Advertencia previa: Si no entienden el significado, entre otras, de las palabras y expresiones  marcadas en verde y no hacen nada por entenderlo, mejor no continúen con el ejercicio)

Preguntas: Machado plantea la existencia de dos futuros: el primero, inmediato, fruto del presente, parece poco esperanzador; el segundo, hijo del “pasado macizo de la raza”, ya le parece otra cosa. ¿Pueden localizar en el texto las referencias a esos dos futuros y señalar con qué expresiones los califica? ¿Cuáles son, según Machado, los defectos de la España del presente? ¿Tiene ese espíritu crítico algo que ver con la llamada Generación del 98? ¿Y podrían, finalmente, atreverse a explicar cómo -siempre según Machado- los “varones amantes de sagradas tradiciones” no son la misma cosa (y aun la contrapuesta) de la “eterna juventud que se hace del pasado macizo de la raza”?

Del Realismo a Las Vanguardias y III (trabajos de los alumnos)

04.-: Ana Camila González Teomiro, Inés Ramos, Anabel Román, Marina González y Motserrat Simancas

Realismo y Naturalismo, Generación del 98, Novecentismo y Generación del 27

05.- Jorge Olivares Arias, Carlos Sánchez Rodríguez, Armando Romeo Sánchez, Unai Tena Villar, Roberto Ruiz González y Alberto Sánchez Nieto:

Realismo y Naturalismo, Generación del 98, Novecentismo y Generación del 27.

Actualización (16/02/2010):

06.- Dafne García Lacambra, Ana Lozano Yedro, María Manchado Gómez, Milagros Mateos Olivares, Laura Ruiz González: Sus trabajos (esperemos que haya valido la pena la espera)

Del Realismo a Las Vanguardias II (trabajos de los alumnos)

02.- : Francisco José Romero, Alfonso Corral y Adrián Pastor

Realismo y Naturalismo, Generación del 98, Novecentismo y Generación del 27.

03.- Francisco Javier Felix, Bernardo Murillo, Carlos Parejo, Antonio Carmona y Miguel Angel Pérez.

Realismo y Naturalismo, Generación del 98, Novecentismo y Generación del 27.

(Por cierto, a estos chicos les falta un autor de la Generación del 27 y nos lo tienen que poner en los comentarios)

Del Realismo a Las Vanguardias I (trabajos de alumnos)

01.- Marta Tapia, Alicia Martin, Ana Natalia López, Cristina Domínguez, Mercedes Domínguez y Pilar Aparicio:

Realismo y naturalismo: Leopoldo Alas “Clarín” y Benito Pérez Galdós.

La Generación del 98: Miguel de Unamuno, José Martínez Ruiz “Azorín” y Antonio Machado.

El Novecentismo: Juan Ramón Jiménez, Ramón Pérez de Ayala y Ramón Gómez de la Serna.

La Generación del 27: Rafael Alberti, Luis Cernuda, Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Jorge Guillén y Miguel Hernández.